Con motivo del Día Mundial del Superviviente de Cáncer, que tiene lugar cada año el primer domingo de junio, la Fundación Sandra Ibarra organiza el I Congreso de Supervivientes de Cáncer ‘Llenos de Vida’, un encuentro pionero a nivel nacional en torno a las personas que han superado esta enfermedad, que tiene como objetivo orientarles para que se conviertan en protagonistas de su salud y logren el bienestar físico y emocional necesario. Tendrá lugar en el Paraninfo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla el miércoles 16 de noviembre entre las 9.00 horas y las 14.00 horas. La inscripción es gratuita hasta completar aforo y puede realizarse escribiendo al correo electrónico info@fundacionsandraibarra.org

En esta jornada, que contará con la presencia de especialistas médicos, autoridades sanitarias y supervivientes de cáncer, así como familiares y cuidadores, se pretende identificar, visibilizar y sensibilizar sobre las necesidades  físicas, emocionales y sociales de las personas que han superado la enfermedad. Uno de los principales objetivos es lograr la creación de modelos asistenciales específicos para supervivientes de cáncer que partan de la humanización de la sanidad.

El I Congreso de Supervivientes de Cáncer ‘Llenos de Vida’ se dividirá en distintas mesas que tratarán la salud física, emocional, sexual y reproductiva, laboral, y social y familiar, en debates que unirán a profesionales, familiares y cuidadores, y personas que han superado la enfermedad. En estos espacios se compartirán experiencias y se intentará definir el camino para abordar las necesidades de este nuevo perfil emergente en nuestro sistema sanitario: el superviviente de cáncer.

Cada una de las mesas de debate ahondará en cuestiones como la nutrición y el ejercicio físico, o la autoestima y la salud mental, y también habrá debates centrados en los principales tipos de cáncer más comunes en mujeres y en hombres: el cáncer de mama y el cáncer de próstata.

Se estima que en España los supervivientes de cáncer son alrededor de dos millones de personas, que ascienden a casi trece millones en Europa y a treinta y dos millones a nivel mundial. Una vez finalizado el tratamiento oncológico, esas personas se enfrentan a efectos secundarios que afectan a muchas facetas de su vida. Siguiendo con el trabajo realizado desde hace años a través de la Escuela de Vida de la Fundación, este Congreso trata de abordar, así como ofrecer apoyo, alternativas y soluciones a las necesidades de los supervivientes tras el alta médica, que no supone el final de la enfermedad.